La población no respeta horarios ni lugares asignados

Las lluvias registradas en las últimas horas han ventilado la poca cultura de limpia pública que existe en el municipio, pues debido a que la población no respeta horarios ni lugares asignados para depositar la basura, el sistema de alcantarillado se ve afectado, ocasionando inundaciones en el centro de la ciudad, señaló Gilberto León Báez, Director de Limpia Pública.

«Nos percatamos de que mucha gente aprovechando que está lloviendo tira la basura a la calle, esa basura es arrastrada por el agua y va a dar a las alcantarillas, eso ocasiona inundaciones. Les pedimos que no hagan eso porque perjudican a todos, ahorita que estamos en contingencia estamos con poco personal pero no hemos dejado de dar el servicio, sólo le pedimos a la ciudadanía que nos apoye».

Dijo que aunado a esto, a pesar de todos los llamados que se han hecho a la población a evitar arrojar muebles, ramas y otros desechos en la vía pública, la población sigue incurriendo en este tipo de acciones, lo que dificulta aún más la labor del personal a su cargo pues recordó, una gran parte de su plantilla tuvo que ser enviada a resguardo domiciliario debido a la pandemia ocasionada por el Coronavirus.

«Aún con todo lo que se ha hecho a través de los medios para pedirle a la gente que durante esta contingencia no saque basura que no es prioritaria lo siguen haciendo, sacan salas, televisores, ropa, derraman árboles y todo lo siguen sacando a las esquinas».

Finalmente, dijo que es la propia población quien ha solicitado a través de las redes sociales que se sancione a las personas que incurren en esta situación ocasionando contaminación y mala imagen para la ciudad, por lo que pidió que, en caso de detectar algún caso de este tipo se haga la denuncia para que la Dirección de Ecología aplique la multa correspondiente.