Para que las familias no desembolsen recursos en la construcción de obras sociales, el alcalde Rolando Olivares propuso, y fue aprobado, que los beneficiaros aporten cero pesos por estos beneficios.