La proyección que tiene Martínez de la Torre ha hecho que hoy sea la capital de la historia y la crónica, y que pronto aquí se concentren más de 12 cronistas del país y 80 del estado, para llevar a cabo la XXXII reunión de historiadores mexicanos.