Gracias al apoyo del DIF municipal, que preside la Doctora Rosa María Martínez Díaz,  a través de la Procuraduría de la Defensa del menor, Mario, un niño de 4 meses de edad y que permanecía bajo resguardo en la Casa Hogar de la Confianza en Dios, logró ser reintegrado con sus familiares.

Fue el Procurador, César Antolin Díaz Hernández, quien informó que Mario ingresó al albergue por cuestiones de violencia familiar, pero gracias al apoyo del DIF, la Doctora Rosita Martínez el Alcalde José De la Torre se logró reintegrar con un familiar apto para tenerlo, donde reciba la atención necesaria para su sano desarrollo físico y emocional.

Fueron los familiares quienes agradecieron el apoyo de la Doctora Rosita Martínez y Pepe De la Torre, pues gracias a ellos, Mario está en un lugar seguro y pasó la Navidad con sus seres queridos.