Con protocolos de seguridad

Durante una reunión en  la que participaron autoridades municipales, representantes de la Secretaría de Salud y distintas corporaciones de seguridad, se realizó una evaluación de  las medidas extraordinarias que se han implementado para reducir la movilidad y prevenir el contagio del COVID-19 en este municipio.

José Cresencio Hernández Chacón, Director de Gobernación, explicó que al hacer esta evaluación se recibieron datos alentadores sobre la baja en el ritmo contagio a un promedio de 2.5 por día, después de que en el mes de julio se registraban hasta 9 casos diarios.

Asimismo, se tomaron diversos acuerdos, los cuales tienen que ver con prorrogar las medidas de prevención, pues de acuerdo al semáforo epidemiológico el municipio se conserva en color rojo, es decir máximo riesgo de contagio.

Las medidas son:

  • Continuar con filtros sanitarios en días alternados: primero lunes, miércoles y viernes, posteriormente martes, jueves y sábado en diferentes puntos de la ciudad.
  • Se notificará a ambulantes, que por Acuerdo de Cabildo no podrán estar en el centro de la ciudad (por ser una de las zonas donde existe mayor contagio), trasladándose a otros puntos alternos.
  • Se convocará a diferentes sectores interesados en reanudar sus actividades (deportistas, salones sociales y balnearios, entre otros) para capacitarlos y que una vez que haya cambio en el semáforo epidemiológico y disminuya el riesgo realicen la apertura gradual y con todas las medidas preventivas.

Comentó que, tentativamente en la segunda quincena de septiembre se abrirán los espacios públicos del municipio, por lo que ya se realiza limpieza y desinfección de parques, canchas y campos deportivos, sin embargo, dejó en claro que la población no deberá relajar las medidas preventivas, pues son básicas para prevenir nuevos contagios.