La activación física se aplica como un método de salud ejercitante que se imparte a la población en general para combatir sedentarismo y obesidad.